David Lynch y Kyle MacLachlan acudieron al Festival de cine de Cannes para presentar la nueva temporada de Twin Peaks, tras ser estrenada el pasado lunes en Estados Unidos. El director de la serie y su protagonista llegaban al festival con sus esposas, Emily Stofle y Desiree Gruber, y responsables del equipo de producción de la serie

 

La comitiva atendió a la prensa y a los fotógrafos en la entrada previa al Teatro Lumière, que acoge los pases de mayor importancia del festival. A su llegada a la entrada sonó el tema de Angelo Badalamenti para la serie y fueron recibidos por el director del certamen en un emotivo momento.

 

Una vez dentro de la sala, Lynch fue recibido con una cerrada y larga ovación hasta que tomó su asiento y empezó la proyección. El director no presentaba en Cannes desde hacía 15 años y se le pudo ver especialmente emocionado.

 

Thierry Frémaux, el director del festival comentó que “tenemos el placer de acoger hoy a David Lynch. Es algo fantástico tener aquí a uno de las personalidades que han marcado la historia del festival, del cine y de la televisión a nivel mundial”.

Por la mañana, en el pase especial para la prensa que se realizó en Cannes, el primer capítulo doble de Twin Peaks fue especialmente criticado. En una edición del festival que también ha sido polémica por la llegada de Netflix y sus películas producidas para televisión.

 

El director de Twin Peaks aprovechó su paso por Cannes para desmentir los rumores que vaticinaban su jubilación definitiva como cineasta, en declaraciones recogida por el propio festival: “Mis palabras fueron malinterpretadas. Simplemente dije que nadie sabe qué nos deparará el futuro”.

 

David Lynch ganó la Palma de Oro en 1990 por Corazón salvaje y en 2001 el premio al mejor director por Mulholland Drive en el festival de Cannes. También presentó la película de Twin Peaks: Fuego Camina Conmigo, qué fue incomprendida y vapuleada sin piedad en el festival en 1992.


Crédito de la imagen David Lynch Cannes 2017: Anne-Christine Poujoulat / AFP