ia7RfacWglc

Tras el estreno de las dos primeras partes del retorno de Twin Peaks, muchos han sido los que han acusado a David Lynch de imprimir un ritmo demasiado lento y pausado, con multitud de silencios. Acostumbrados al ritmo frenético de la mayor parte de la televisión de hoy en día, cada uno de esos tiempos muertos en los que parece que nada sucede ponen nervioso a más de uno, mientras que para sus fans más acérrimos esa pachorra supone un oasis de tranquilidad, una especie de masaje hipnótico y un puente hacia la introspección.

Los silencios de Twin Peaks

Además, la sensación de incomodidad se hace todavía más agobiante si tenemos en cuenta la práctica ausencia de música durante el arranque de esta temporada, sustituida por toda una colección de ruidos industriales, zumbido eléctrico, soplidos, chasquidos y grillos galácticos. Recordemos aquí que es el propio David Lynch quien también firma el diseño de sonido de la nueva temporada.

 

Un usuario de YouTube con tanto tiempo libre como sentido del humor ha hecho un montaje con todos los planos de miradas silenciosas de las dos primeras partes. Juntos alcanzan la nada desdeñable duración de más de 6 minutos, sobre un total de menos de dos horas. Para los amantes de la serenidad, ahí van casi 400 segundos de (casi) silencio.